contenido seo

Contenido SEO: El príncipe orgánico

Qué poco se habla del contenido SEO y cuán necesario hubiera sido para muchas empresas que hoy tuvieran sus web, además de optimizadas, posicionadas con buena información. ¿Cómo hacerlo y por qué?

Está claro que el contenido es el rey, lo dije muchas veces, sin embargo existe un área del mundo digital que, aunque hace tiempo viene pisando fuerte, toma esto de la estructura de una forma ligera tal vez, pero no por ello esta nueva para pierde una jerarquía en el reinado.

Participé de charlas y congresos, reuniones de eruditos en donde se hablaba del SEO y del SEM como si fueran dos hermanos peleados. Pero ¿del contenido…? naranjas.

Resulta que hacer un buen contenido SEO es imprescindible para que toda estrategia de este tipo de buenos resultados, y aquí te voy a decir por qué.

Search Experience Optimization

SEO es una sigla, pero hoy, y desde que existen los motores de búsquedas, es el método solucionador para las webs que quieren aparecer primera en las búsquedas. No voy a decir que a cero costo porque el servicio de un estratega de SEO no es barato, pero sí no requiere una inversión en el mismo motor para alcanzar ese nivel, por esa razón, hacer SEO es posicionar de forma orgánica.

Como su expresión lo dice, en español: optimización de la experiencia de búsqueda, lo hacemos todo para que las webs tengan lo que deben tener de acuerdo a las rastreos que las personas hacen en los buscadores.

Ya sea que busque un barbijo barato, un viaje a Cancún o la receta del pan sin levadura, una web optimizada usará las palabras que un usuario usa para llegar hasta ahí. 

Claro, cuando pasados los años ‘90, y con la aparición de varios motores de búsqueda además de Google, la cosa no era tan complicada, sobre todo porque Internet no era tan masivo y por tanto no eran tantas las personas tecleando sus pedidos a la lámpara de aladino virtual.

Hoy, con millones y millones de búsquedas por minuto y con cientos de opciones que las motoricen, ¿cómo pensás que se logra esa optimización?

Keywords: Princesas, pero no reinas

La cita entre la persona que hace una búsqueda y tu web no se logra mágicamente, SEO no es magia, ni es humo, pero tampoco es una técnica que podamos explicar por sus resultados en el corto plazo y de forma implícita. 

Para que una estrategia SEO empiece a funcionar requiere de las palabras, pero no cualquier palabra sino aquellas que se denominan “claves”.

Eso, o también nombradas en inglés: keywords, fueron en su momento las amadas y deseadas por todo SEO. Miles de herramientas afloraron para encontrar cuáles eran las palabras claves que usaban las personas para hacer sus búsquedas. Una de las que recomiendo es Answer the public y también Google Trends, aunque esta última me sirve más de inspiración que otra cosa. Poniéndonos un poco más precisos, Google Analytics ofrece buenos datos y, haciendo un análisis de tu web: Ubersuggest, también es útil.

Más tarde, los redactores comenzábamos a armar cientos de textos por semana, de unas 500 palabras, separados en 3 o 4 párrafos, en donde esas palabras figuran en negrita en las famosas etiquetas. ¿Qué es eso? La herramienta de la que se vale el redactor para poner las keywords donde las leerá el motor de búsqueda.

De ahí, y con la masificación del contenido SEO, éste empezó a ser más contenido para continentes (webs) que un valioso aporte para los que viven en el continente: las personas o navegantes. ¿Notaste que algunas webs por el sólo hecho de posicionar con keywords usan prácticamente falsos acrónimos: inversiones estados unidos 2018, por ejemplo. Es que pretenden respetar la fórmula (?) de la palabra y cómo Google les dice que se hace una búsqueda.

Vamos a lo práctico y dejémonos de misterios. Hacer contenido SEO es fundamental porque así es como se posiciona una web: hablándole a las personas de aquello que están buscando, pero dándole más información que su sola búsqueda.

¿Cómo hacer contenido SEO?

Éstas son las cinco claves que tenés que saber y que, según se ha comprobado, son efectivas por ahora. Pero no creas que sólo por hacer contenido de posicionamiento ya tenés el 80% del camino andado.

1- Usá las palabras claves 

¿En qué quedamos Tanita? Lo sé, suena contradictorio pero no lo es… acaso no leíste el subtitulo que usé: Princesas, pero no reinas. 

Quiero decir, usalas y dales la forma necesaria como para que sirvan a tu redacción y a tus lectores. Usá una palabra clave, la principal, en el título  (H1), una en la bajada o primer párrafo (H2) y las demás en los subtítulos (H3, H4…). Esto además te ayudará a organizar cómo vas a contarlo.

2- Pensá en la lectura

Los textos se miden por su extensión y su tiempo de lectura. Siendo así, un contenido de posicionamiento tiene que ser extenso, pero no porque sí, sino que cuanto más tiene para decir más valor supone, y eso es lo que privilegian los buscadores para mostrar en sus búsquedas, que el lector se encuentre con lo busca y más.

Aquí es donde muchos redactores la pifiamos y de la forma más fulera. Escribir lo que sea para llenar el espacio, sin importar quién lo lea. Yo mismo caí en esa trampa: “total, el que lee es Google y no las personas”.

Pues no, estamos posicionando para que nos encuentren las personas, pero usando las reglas del juego de Google. Por lo tanto, escribamos pensando en contenido de valor. Para eso te tocará investigar y mucho.

Por otro lado, también tenés que pensar en los tiempos. En sitios como Medium los lectores pueden ver cuánto dura un texto midiéndolo en minutos. Esta medición permite que los lectores sepan de antemano si, de acuerdo al historial del redactor, vale la pena sentarse a leer 5 minutos o no.

Para que tus textos extensos (de 1000 a 2500 palabras) sean realmente atractivos te sugiero que escribas en párrafos cortos, no más de cuatro líneas cada uno. Subtitulá cada tres o cuatro párrafos y hacé lo más llevadero posible ese contenido, acorde a la temática y al estilo de redacción de la web. 

Oigame bien: No vale para nada que escribas en primera persona si toda tu web está escrita desde el nosotros y en forma coloquial. ¡No me confundas a las personas! ¿Ok?

3- Escribí lo que te posicione bien

Finalmente, y como siempre lo digo, usá un poco de storytelling en tu redacción. Esto significa que acudas al relato, a la historia y a las imágenes que podés producir con las palabras. 

SEO es una gran disciplina que puede abrir la puerta de tu web para un aluvión de tráfico. Sí, es una estrategia online, pero no por ello hay que dejar de lado que escribís para que te lean las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat